• Producto
  • Precio
Total
S/.0.00INC.IGV
Pedir Seguir explorando el mundo del laboratorio

Iniciar sesión

¿No puedes iniciar sesión?


imagen modal
Ir a conocer mis resultados

Si tienes dudas, comunícate con nuestra central telefónica al (01) 203 5900

BLOG SYNLAB

¿Preocupado porque tu hijo(a) está subiendo mucho de peso?

Publicado el 12 de Enero 2024
Se considera obesidad infantil cuando un niño o niña tiene un peso superior al saludable para su estatura. Esta es una enfermedad grave y crónica que con el tiempo puede llevar a otros problemas de salud en la adultez, incluyendo diabetes, enfermedades cardíaca o algunos cánceres.   Una de las mejores estrategias para reducir la obesidad infantil es mejorar la alimentación y los hábitos de ejercicio de toda la familia desde que se identifica el problema. 

 ¿Cuáles son los factores que aumentan el riesgo de obesidad en los niños?  

  1. Alimentación: Comer con regularidad alimentos con muchas calorías, como comidas rápidas, snacks chatarras, productos horneados, dulces y postres puede hacer que tu hijo suba de peso. 
  2. Falta de ejercicio: Los niños que no hacen actividad física tienen más probabilidades de subir de peso porque no queman tantas calorías. Por eso, las actividades que implican "tiempo frente a una pantalla" como ver televisión, juegos por celular o en la computadora, requieren muy poca energía. Actualmente muchas veces toman el lugar de la actividad física saludable. 
  3. Hábitos familiares: Si tu hijo o hija viene de una familia con sobrepeso, tiene más probabilidades de subir de peso. Especialmente porque en su entorno se consumen alimentos con muchas calorías, mantienen una dieta desbalanceada y no se alienta la actividad física.
  4. Factores psicológicos: El estrés personal, parental y familiar puede aumentar el riesgo de un niño de padecer obesidad. Algunos niños comen de más para afrontar problemas o canalizar sus emociones (como el estrés) o para combatir el aburrimiento. 
  5. Medicamentos: Si es que tus niños consumen medicinas bajo receta médica para alguna afección, estas pueden aumentar el riesgo de obesidad. Por lo que es recomendable consultar con su médico los efectos secundarios y considerar una dieta apropiada para acompañar los medicamentos.
¿Cuáles son los factores que aumentan el riesgo de obesidad en los niños?  

¿Qué complicaciones de salud podría presentar un niño con obesidad? 

 Las complicaciones físicas de la obesidad infantil pueden incluir: 
  1. Diabetes - Tipo 2: Esta enfermedad crónica afecta la forma en que el organismo de tu hijo o hija usa el azúcar (glucosa). Algunas actividades que pueden requerir especial atención o que pueden no ser recomendadas en ciertas situaciones incluyen: Actividades deportivas de alto impacto, deportes acuáticos sin supervisión, viajes largos sin planificación, exposición a temperaturas extremas, etc. 
  2. Colesterol alto y presión arterial alta: Esto puede contribuir a la acumulación de placas en las arterias causando que las arterias se estrechen y endurezcan, lo que puede provocar un ataque cardíaco pronto o más adelante en la vida. 
  3. Dolor articular: El peso extra causa un estrés adicional en las caderas y las rodillas. La obesidad infantil puede causar dolor y, a veces, lesiones en las caderas, las rodillas y la espalda. Lo cual limitará actividades tan sencillas como subir escaleras, además de que no podrá realizar actividades cotidianas con personas de su edad.  
  4. Problemas respiratorios: El asma es más frecuente en niños con sobrepeso.
  5. Falta de sueño: También son más propensos a desarrollar apnea obstructiva del sueño, un trastorno potencialmente grave en el que la respiración del niño se detiene y comienza repetidamente durante el sueño.
  6. Enfermedad del hígado graso: Este trastorno generalmente no causa síntomas, hace que se acumulen depósitos grasos en el hígado, lo que puede causar la formación de cicatrices y daño al hígado.
  7. Problemas de fertilidad: Sufrir de obesidad infantil tanto en niños y niñas puede tener implicaciones negativas en la salud reproductiva a lo largo de la vida.

¿Cómo cuidar la alimentación de mis hijos?  

Para ayudar a prevenir el aumento de peso excesivo de tus hijos, puedes hacer lo siguiente: 
  1. Dar un buen ejemplo, que la alimentación saludable y la actividad física regular sea una práctica familiar.
  2. Tener a la mano snacks saludables. Las opciones incluyen palomitas de maíz sin mantequilla, frutas con yogurt bajo en grasa, cereales integrales con leche baja en grasa, frutas secas, etc.
  3. Elegir recompensas que no sean alimentos. Prometer dulces por el buen comportamiento es una mala idea.
  4. Asegúrate de que tus hijos duerman lo suficiente. Algunos estudios indican que dormir muy poco puede aumentar el riesgo de obesidad, ya que la privación de sueño puede causar desequilibrios hormonales que conducen a un aumento del apetito.
¿Cómo cuidar la alimentación de mis hijos? Recuerda que: Los niños con obesidad pueden experimentar provocaciones y acoso por parte de  otros niños. Esto puede provocar la pérdida de autoestima y un riesgo elevado de depresión,  ansiedad y desordenes alimenticios.

¿Hay alguna prueba en SYNLAB que me ayude a planificar una nutrición personalizada para mi hij@ según las necesidades de su cuerpo?

En SYNLAB contamos con el test Nutrihealth, que te permitirá conocer las necesidades de su organismo de acuerdo a tu genética, para determinar cuáles son los tipos de alimentos que le sobran a su cuerpo y aquellos de los cuáles carece para que puedas tomar las medidas alimentarias necesarias para tu familia. 

Te puede interesar

08 de Julio

VPH y Cáncer: Protección y Prevención a través de la Vacunación

Leer más
13 de Junio

Vacunas: Tu escudo contra la Influenza y el Herpes Zóster

Leer más
13 de Junio

Cuidado Integral de la Mujer: Importancia del Chequeo Anual

Leer más